fbpx

Mis 5 grandes cagadas tras 10 años en la comunicación corporativa

Fallos de los que se aprende

«Tu mejor maestro es tu último error», dijo en alguna ocasión el abogado y activista Ralph Nader. Y es que todo el mundo tenemos nuestras equivocaciones y siempre queremos ocultarlas, taparlas lo máximo posible para intentar demostrar que somos perfectos, indestructibles, sobresalientes, ¿a que sí? Afortunadamente, yo he cometido bastantes fallos en los más de 10 años que llevo trabajando en la comunicación corporativa. Y digo afortunadamente porque no cambio esa experiencia por el mejor máster de la universidad más renombrada.

Gracias a esas grandes cagadas he aprendido, he mejorado y he conseguido que me sirvan para alcanzar mejor los objetivos de comunicación de las empresas con las que he trabajado. Hoy me abro a ti y comparto contigo lo que he aprendido de cada una de ellas.

Después de trabajar con bastantes emprendedores en las estrategias para mejorar la comunicación en sus empresas, he podido avisarles de esas piedras en la carretera antes de que pasaran por ellas. Y quiero evitar que tú también sufras esos fallos cuando trabajes en la difusión de tu proyecto, así que te voy a contar esas grandes cagadas que yo mismo he ido cometiendo desde que en 2005 empecé en el mundo de las agencias de comunicación y, sobre todo, lo que debes hacer para que no te ocurra lo mismo. ¡Vamos a ello!

Dar más importancia a las herramientas de comunicación que al contenido

La tentación es grande y nos llama continuamente a la puerta en forma de extensiones para el navegador, plataformas de envíos de notas de prensa que llegan a miles de periodistas y que te cuestan 2 duros, softwares que trabajarán por ti…

¿Sabes lo que de verdad funcionará en la comunicación corporativa de tu empresa?

Hacer un contenido impactante, ya sea para tu blog o para los periodistas; hablar cara a cara a tus leads o al redactor de la revista en la que quieres aparecer; ser transparente, no contar medias verdades o un contenido oscuro.

Lo que realmente importa es el qué, no la herramienta con la que lo haces. Yo he hecho demasiados cursos que luego no me han servido para nada, he utilizado montones de plataformas para muchísimas cosas, invirtiendo demasiado tiempo por el camino para cubrir la curva de aprendizaje. Luego, por distintas circunstancias, iba dejando de utilizarlas.

LO QUE SÍ DEBES HACER: Dar más importancia a la creatividad y al trato cercano y humano que a las grandes novedades que van surgiendo. Elige solo aquellas herramientas que cubran una necesidad que tengas para tu comunicación corporativa y sácale todo el partido posible, pero haciendo que la propuesta de valor salga de tu cabeza, no de ese modernísimo software.

Pensar que hay unos medios de comunicación más importantes que otros

Este error es bastante habitual, hasta que empiezas a entender de verdad cómo influyen los medios de comunicación en la imagen de una empresa.

Porque todos los periodistas, sean de donde sean, tienen el mismo ‘caché’, similares niveles de prescripción y de influencia. Sin embargo, nos obcecamos con unas pocas cabeceras o emisoras y dejamos de lado otros medios de comunicación con una influencia mayor para conseguir nuestros objetivos.

Hasta cierto punto, es lógico querer aparecer en Televisión Española, en El Mundo o en la Cadena SER. Pero puede que no te interese salir ahí, sino en la prensa especializada de tu sector, como te conté en este artículo.

LO QUE SÍ DEBES HACER: Ten un buen Plan de Comunicación y dirígete principalmente a aquellos periodistas que te ayuden a cumplir con tus objetivos de difusión, no a alimentar tu ego. Hay que valorarlos a todos, sean o no de un medio de comunicación con una audiencia de millones de personas. Todos son profesionales y, si eliges a los adecuados, te permitirán alcanzar a tu público objetivo.

Redactar notas de prensa kilométricas

Es muy tentador pensar «pues ya que le mando una nota de prensa a los medios, pongo todo lo que se me ocurra y así a lo mejor me dan más espacio».

Error.

Yo he hecho notas de prensa de 5 y hasta 6 páginas en las que iba encadenando un tema con otro (por exigencias de ‘arriba’, debo añadir). El resultado es que me tiraba un montón de tiempo para redactarla y al final ni sabía de lo que estaba hablando. Imagino que pocos de los periodistas que la recibían llegaban hasta el final porque, de hecho, lo importante estaba al principio. Probablemente, otros la eliminarían al verse abrumados por tanta información.

La esencia de la nota de prensa debe girar en torno a un tema concreto. Y ya está. Ese asunto principal se cuenta en el título y se desarrolla en el cuerpo de texto. Que da para una página, bien. Que da para dos, de lujo. Pero, ¿rellenar por rellenar? ¿Acaso los periódicos pueden dedicar varias páginas a una misma empresa?

Además, pensemos en los periodistas: debemos darles el contenido de la forma más clara y concisa posible. ¡Es esencial para trabajar tu comunicación corporativa!

LO QUE SÍ DEBES HACER: Antes de redactar la nota de prensa, ten muy claras las ideas que quieres contarle al periodista y cómo las vas a estructurar. Empieza por lo más importante y ve dando los detalles sobre este tema, mientras tocas algún punto secundario pero sin robar protagonismo al asunto principal de este texto.

Recuerda que el periodista debe captar en pocos segundos la esencia de lo que le estás contando, por lo que es más importante la claridad que la cantidad de información.

Utilizar bases de datos desactualizadas

¡Ayyyy qué típico es esto! Estás en el día a día, enfrascado en un montón de asuntos y bastante tienes con redactar una nota de prensa. ¡Como para encima ponerse a dedicarle tiempo a esa tabla de Excel!

En este artículo ya te conté las ventajas de contar con una base de datos de medios de comunicación para tu empresa, por lo que tampoco me quiero enrollar demasiado. Simplemente, debes tener en cuenta que muchos medios de comunicación cierran, hay periodistas que cambian de cabecera o que desafortunadamente se van al paro. También, cambian las direcciones de email porque se producen cambios, fusiones o absorciones de los grandes grupos de comunicación.

Todo esto provoca que en tu base de datos se vayan quedando emails erróneos y contactos desactualizados. Cuando mandes tu nota de prensa te llegarán montones de correos de error y puede que, desde entonces, los emails que salgan desde tu servidor vayan directamente a la carpeta de SPAM de los destinatarios.

Esto provocará que tu nota de prensa nunca llegue a los periodistas.

LO QUE SÍ DEBES HACER: Cuando mandes una nota de prensa, dedica un rato para hacer algunas llamadas de confirmación a los periodistas con la intención de saber si la han recibido correctamente. Con esto sabrás si ese profesional continúa en ese medio o si ha sido sustituido por otra persona, si ha cambiado de correo, etc.

También puedes planificar un par de horas al mes para revisar esta base de datos y comprobar que se alinea con tu estrategia de comunicación corporativa. Aprovecha para investigar nuevos medios, hacer una limpieza de los emails que dan error o de aquellos que nunca abren tus correos… Así, esta importante herramienta de comunicación estará siempre al día.

 

Errores en comunicación corporativa
Designed by jcomp / Freepik Foto de portada: Designed by Katemangostar / Freepik

No contrastar la información

Una buena forma de llegar a los medios de comunicación es enganchar lo que queremos contar con la actualidad informativa, es lo que se conoce como percha informativa.

Espera, que te lo explico con un ejemplo:

Hace muchos años, cuando yo estaba en otra empresa, mandamos una nota de prensa sobre unas precauciones que debía tener la gente en relación con un eclipse que se iba a producir. El problema es que ese eclipse no afectaba a España, ¡sino al hemisferio sur! La cara que se nos quedó cuando nos dimos cuenta de esta cagada fue épica.

Y es que el problema viene cuando los datos que has utilizado son erróneos y la información que transmites a los medios de comunicación no es todo lo certera que debería ser. La solución fue mandar una nota rectificativa dando cuenta del fallo a los medios para que no publicaran la primera, ¿qué otra opción había?

LO QUE SÍ DEBES HACER: Contrastar la información a la vez con varias fuentes fiables, ya que en Internet se publican muchas cosas erróneas y debes ser muy exacto con lo que envías a los periodistas. Si quieres utilizar datos o porcentajes, te aconsejo que recurras al Instituto Nacional de Estadística (INE).

Conclusión

En el momento de darle click al botón de ‘Publicar’ me asaltará un pensamiento de Pepito Grillo que me dirá «¡Eso no tendrías que haberlo contado!». Pero, ¿sabes qué? Que te lo he contado a ti porque yo he tomado nota de esos errores, porque espero que tú también aprendas sin tener que pasar por ellos y porque me cansa la gente que quiere parecer perfecta. Y me he quedado más ancho que alto.

Retomando la frase del principio del post, he aplicado las enseñanzas que me han mostrado mis maestros sobre la comunicación corporativa. Y tú… ¡seguro que has cometido alguna cagada! ¿Quieres compartirla en los comentarios? Que todos tengamos alguna enseñanza de ella y no te preocupes, ¡porque es lo más normal del mundo!

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

También te puede interesar

¿Cómo hacer un plan de comunicación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Borja Gómez Comunicación.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos.    Configurar
Privacidad