fbpx

El Efecto Streisand, Rajoy y el Mundo Today

Si te gusta, ¡comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Ha vuelto a pasar. Y mira que ya todos conocemos las causas del Efecto Streisand o, de forma más cercana, del ‘Caso Pitingo‘, pero la tentación de cortar por lo sano ha sido demasiado grande y la han vuelto a pifiar. ¿Qué ha ocurrido? Vamos a verlo primero con el siguiente ejemplo.

El hombre que quiso jugar a ser censor

El Diario del Norte publica algo sobre Manuel que no es dañino, pero a él no le gusta. Es más, se enfada de una forma absurda y, a las bravas, exige que ese contenido sea eliminado. Sin embargo, acaba creando una bola de nieve que se pone a rodar y provoca que muchísima gente le critique, acusándole de coartar la libertad de expresión.

Quizá, en otros tiempos, Manuel hubiera conseguido su objetivo y hubiera silenciado al Diario del Norte. Pero hoy, con las millones de personas que se manifiestan libremente a través de herramientas como las redes sociales, es imposible que se salga con la suya. Y no solo eso, sino que provoca que su historia se conozca aún más.

El Efecto Streisand y lo que ha ocurrido en España en pleno siglo XXI

El último ejemplo de esta curiosa tendencia por tratar de matar moscas a cañonazos se ha producido tras la publicación de una web cómica por parte de El Mundo Today sobre varios partidos políticos que concurren a las elecciones del 26-J. Una de ellas, titulada www.rajoypresidente.es hace una sátira de Mariano Rajoy y el PP. Como si se tratara de un elefante que entra en una cacharrería, su equipo jurídico ha mandado un burofax a sus responsables exigiendo «el cierre de la página web accesible a través del dominio www.rajoypresidente.es». En caso de no hacerlo, amenazan con «iniciar cuantas acciones legales fueran necesarias para defender nuestros intereses».

El Efecto Streisand en versión PP.
El Efecto Streisand en versión PP.

Los miembros de El Mundo Today han accedido a cerrarla, «para evidenciar que el PP no tiene sentido del humor». Pero, como réplica, han lanzado otra página llamada esawebdelaqueustedmehabla.com en la que añaden más leña al fuego y ridiculizan la reacción de este partido.

Al final, ha sido una oportunidad perdida

Así es como el Partido Popular ha perdido una oportunidad de oro para conectar de alguna forma con la ciudadanía de un perfil joven y tecnológicamente avanzado que, para más inri, está a punto de decidir a quién vota en apenas unos días. Porque no es solo con vídeos promocionales, con discursos o con fotos. Es con los hechos con los que más se puede lograr la empatía con una opinión pública que está en esas redes sociales en las que este tema ha sido tendencia y que consume los informativos donde se ha reflejado todo esto. El resultado, un aumento del tráfico hacia www.rajoypresidente.es, una mayor expectación ante la respuesta del medio satírico, más éxito de esawebdelaqueustedmehabla.com, una oleada de opiniones en contra… En fin, el estudiadísimo Efecto Streisand en versión política.

Menciones mundiales según la plataforma Trendsmap.
Menciones mundiales según la plataforma Trendsmap.

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

Cualquier manual o guía de buenas prácticas de comunicación dice que ante cualquier noticia o acontecimiento negativo (si esto se puede considerar como tal) no hay que intentar taparlo con artimañas, sino aprovecharlo para construir una imagen más fuerte. Y, si eres de la competencia, prepárate porque te tocará decir o hacer algo al respecto. Eso es lo que ha hecho Izquierda Unida, posicionándose en contra de esta política «rancia» y dando pie al humor. Un aplauso para sus responsables de comunicación:

Porque de ellos también se habían reído, aunque se lo tomaron de una forma muy distinta:

Web humorística sobre Unidos Podemos.
Web humorística sobre Unidos Podemos.

¿Cuál es la moraleja de todo esto? Primero, que censurar está feo. Segundo, que se te volverá en contra. Y tercero, que volverá a ocurrir como viene pasando de toda la vida.

Si te gusta, ¡comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario