Ya vas tarde si aún no has hecho estas estrategias de comunicación para tu empresa

Si te gusta, ¡comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Sí, ya sé que las palabras como ‘estrategias de comunicación’, ‘planificación’, ‘objetivos del gabinete de prensa’… son muy poco glamourosas. Lo sé.  Pero no te vayas sin concederme unas líneas para decirte que lo que te explico en este artículo te va a hacer ahorrar tiempo y dinero. Además, no me enrollo con teoría, sino que te lo explico con consejos -e incluso con un chiste-. ¿Te quedas un poco más conmigo? ¡Bien! Pues lo que te decía, que si sabes qué quieres conseguir con los medios de comunicación y dedicas un tiempo a pensar cómo lo vas a lograr, conseguirás los mejores resultados posibles poniendo solo en juego los mínimos recursos. Esto se logra con unas buenas estrategias de comunicación que van a hacer que no malgastes ni tu tiempo ni tu dinero en acciones estériles. ¿Quieres saber cómo poner todo esto en marcha? ¡Sigue leyendo!

¿Qué son las estrategias de comunicación?

Las estrategias de comunicación son aquellas líneas maestras que nos llevarán a conseguir los resultados deseados de branding y reconocimiento de nuestra marca. Dicho con otras palabras, si tú ya has definido cuáles son tus objetivos específicos de comunicación, ahora de lo que se trata es de definir los grupos de acciones que vamos a realizar para llegar hasta ellos.

Te lo explico de una forma aún más concreta. Yo estoy en Zaragoza y quiero llegar a Toledo, ¿qué hago para lograrlo? Tengo varias opciones. Puedo irme andando, en bici, en coche, en tren, en avión… Esas son las estrategias para esta situación específica. Dependiendo de mis recursos económicos, del tiempo que tengo o de lo que sea, optaré por una o por otra. También puedo hacer una combinación: Me voy de Zaragoza a Madrid en AVE y de allí cojo un autobús que me deja en la misma plaza de Zocodover de Toledo.

Creo que con este ejemplillo lo pillas un poco mejor, ¿no? Si no es así, no te preocupes porque a lo largo del post vas a ir entendiendo mejor en qué consiste esto y, sobre todo, por qué debemos tenerlo en cuenta antes de llevar a cabo nuestras acciones de comunicación con los medios.

Cómo elaborar las estrategias de comunicación

Y… ¿por qué esto es tan importante?

Porque no quieres malgastar tu tiempo y tu dinero en acciones que no te den ningún tipo de beneficio. Así de claro. Y eso es lo que te pasará si no creas un plan de comunicación en el que reflejarás tus objetivos, a dónde quieres llegar y cómo vas a conseguirlo. En esta fase lanzarás montones de ideas pero te quedarás solamente con aquellas que te hagan llegar desde el punto A hasta el punto B con el menor consumo de recursos posible. Es decir, con aquellas estrategias de comunicación más efectivas para tu empresa o tu proyecto.

Es como el chiste del hombre al que se le estropea su tractor y llega un mecánico para arreglárselo. Aprieta una tuerca y le cobra 100 euros. “¿100 euros me vas a cobrar por apretar una simple tuerca?”, dice el afectado. “No, 98 euros por saber cómo solucionar el problema y 2 euros por apretar la tuerca”, le contesta el otro.

Eso es precisamente lo que tú debes hacer con los medios de comunicación: llegar hasta los que vayan a dar más autoridad a tu marca y te vayan a sacar con los mensajes que quieres transmitir a tu público. Y para eso, antes de ponerte a llamar por teléfono o a escribir una nota de prensa, tienes que pararte a hacer este pequeño proceso que te va a evitar perder mucho tiempo en el futuro. Siguiendo con el chistaco de antes, es mejor estudiar dónde está el problema en vez de empezar a probar soluciones a lo loco.

¿Cómo se elabora una estrategia que nos lleve al éxito con los medios de comunicación?

Ya habrás escuchado muchísimas veces que no hay soluciones mágicas ni pociones secretas. Que, además, lo que para una empresa funciona, para otra puede que no venga bien. ¿A que ya lo has leído en muchos otros ámbitos? Pues entonces no te lo voy a repetir aquí, porque es más de lo mismo. Lo que sí voy a hacer es contarte algunas claves que a mí me han funcionado para que mis estrategias destinadas a salir en los medios de comunicación hayan tenido éxito:

Especificando los mensajes que hay que transmitir

En las estrategias de comunicación corporativa es muy importante decidir qué vamos a decir, aunque esto es algo que muchas veces no se tiene en cuenta. Aquí se trata de poner en varios mensajes muy concretos aquello que quieres decirle sí o sí a los periodistas.

Un ejemplos de mensaje podría ser: “Soy un experto en productividad personal con más de 15 años de experiencia”. A veces esas ideas irán implícitas en todo un artículo de opinión, en la foto que mandes al periódico, en saber  contestar a una pregunta sobre un tema muy técnico. Otras veces te darán pie a decirlo. En unas y en otras ocasiones, debes tener muy claro cuáles son los mensajes que quieres que vayan calando en tu público objetivo para centrarte en ellos cada vez que tengas la oportunidad.

Combinando medios generalistas y especializados

En anteriores artículos ya te he hablado sobre la importancia de los medios de comunicación especializados en tu sector y cómo llegar hasta ellos, por lo que no me voy a repetir. Donde sí quiero hacer hincapié hoy es en la correcta combinación de estos con los generalistas. Ten en cuenta que habrá asuntos más adecuados para uno o para otro. Pongamos que eres un consultor sobre temas económicos para empresas y particulares. Pues bien, a un portal o revista que se dirija a personas emprendedoras podrías proponerle unos consejos para que una empresa maneje bien su cash flow y siempre tenga su tesorería en positivo. Por otra parte, a los medios de comunicación generalistas les ofrecerías ideas para que las familias sepan gestionar su economía doméstica.

Es decir, no tienes por qué dirigirte siempre a los mismos periodistas ni tratar de que te publiquen siempre los mismos mensajes. Cámbialos, adáptalos, dales un enfoque sorprendente.

Creando un calendario de temas muy detallado

“¿Y para qué quiero yo saber lo que se va a hacer en enero, si aún estamos en junio?”. Esta pregunta me la han hecho muchas veces y entiendo que quieras empezar ya y que, ahora mismo, enero te dé igual.

Pues bien, te diré que una de las estrategias de comunicación más efectivas de una empresa es precisamente este calendario. Porque si planificamos de antemano:

Qué vamos a decir (ya te he hablado de esto más arriba) + en qué momento lo vamos a decir = La efectividad se multiplica

Vamos a verlo con un ejemplo. Supongamos que eres un coach nutricional y quieres aparecer en revistas de lifestyle dirigida a hombres de nivel medio-alto. Te interesa tener una gran repercusión en enero, cuando estas personas se replantean sus hábitos alimenticios con el nuevo año y tras los excesos navideños.

Hay muchas publicaciones para este tipo de público, pero vamos a centrarnos en la versión en papel de Esquire. Si quieres salir aquí con este tema, primero deberás ver cuándo es el cierre de la revista que saldrá en enero. Normalmente es 1 o 2 meses antes. A eso hay que sumarle que este tipo de publicaciones trabajan los temas con bastante tiempo y profundidad.

Así que posiblemente tendrías que contactar con esta revista en septiembre para empezar a ver la posibilidad de que te publiquen en el número de enero.

Volvamos a la pregunta con la que iniciaba este punto: “¿Y para qué quiero yo saber lo que se va a hacer en enero, si aún estamos en junio?”. Si has hecho esta planificación de temas porque quieres tener éxito en tus estrategias de comunicación, antes del verano ya tendrás claro con qué redactor vas a contactar a la vuelta de las vacaciones. En septiembre le contarás el tema, le darás las vueltas que te pidan para adecuarlo a la línea editorial de la revista y, muy probablemente, en enero salga publicado el nombre de tu marca en una publicación perfecta para llegar a tu público objetivo.

¿Dónde reflejo estas estrategias de comunicación?

Deberás incluir todas estas estrategias de comunicación para medios online y offline en tu Plan de Comunicación. Este es un documento que será tu guía de trabajo, tu mapa en el que tendrás detallados todos los puntos que están implicados en tu objetivo de aparecer en la prensa como noticia; en el siguiente apartado te describo los pasos para crearlo.

Aunque tengas muy bien detalladas las estrategias, las acciones, los objetivos, el público, la planificación de temas… debes tener en cuenta que este es un documento vivo y flexible. Se trata de una guía que te marcará el camino, pero que puedes modificar según los resultados de las acciones que pongas en marcha o de la propia actualidad informativa. Imagina que, de pronto, salta una noticia sobre un tema de tu sector y tú puedes opinar sobre ella. Este sería un momento genial para entrar en los medios, ¿no crees?

Puntos para un plan de comunicación

Pasos para desarrollar el Plan de Comunicación corporativa

En este documento es donde vas a detallar las estrategias de comunicación externa con los medios. ¿Qué puntos no deben faltar y cómo deberías completarlos?

Situación actual de tu empresa y proyecto

Haz un análisis del punto en el que estás ahora. ¿Cómo es tu branding? ¿Has salido en algún medio de comunicación? ¿Por qué? ¿Tienes una comunidad de seguidores online? ¿Qué hace tu competencia? ¿Qué temas tocan ellos sobre los que tú podrías dar una visión diferente? ¿Cuáles son tus valores diferenciales?

Tus objetivos de comunicación

Aquí explicarás tus resultados deseados en el ámbito de los medios de comunicación. ¿Cómo te quieres posicionar? ¿Quieres potenciar la marca personal de algún miembro de tu empresa como portavoz? ¿Qué mensajes quieres dar a conocer? ¿Qué imagen quieres transmitir?

Tu público objetivo

Cuanto más específico seas, mucho mejor. Así que no debe valerte como público objetivo “todo el que me quiera comprar”. Define su rango de edad, el sexo, los gustos, aficiones, preocupaciones, situación personal y profesional. Cuando los tengas, investiga cuáles son los medios de comunicación que consume ese perfil, ya que será a esos a los que deberás dirigirte preferentemente.

La planificación de temas

Te lo he comentado anteriormente, ¿te acuerdas? Aquí incluirás esa propuesta por meses y te recomiendo que sea, como mínimo, de carácter semestral.

Clipping y valoración de los resultados

De cada impacto que se produzca en prensa deberás tener en cuenta:

  • Si el periodista ha reflejado lo que tú querías. Si la respuesta es ‘Sí’, está todo correcto. Si es que ‘no’, tendrás que ver si no has sido lo suficientemente claro o si no has profundizado en los mensajes que más te interesaban a ti. Con este sencillo ejercicio, aprenderás a darle forma a tu discurso para próximas ocasiones, ¡no te preocupes!
  • Si tu marca aparece en el título, subtítulo o al principio del cuerpo de texto.
  • Si hay alguna errata en el nombre de tu empresa o de tu web. Si es así, avisa al periodista para que lo corrija.
  • Ponerlo en tus redes sociales.
  • Colocar el logo del medio en tu página web para que aumente tu notoriedad de cara a los visitantes.
  • Realizar una estimación del valor económico de este impacto. Esto consiste en el coste publicitario que hubiera supuesto ese impacto en caso de que se hubiera pagado publicidad al medio para que lo publicara y se realiza a partir de los mediakits de cada uno de los medios.

Si haces un pequeño análisis de los resultados que vayas consiguiendo en prensa, vas a aprender mucho y harás las adaptaciones adecuadas para que tu estrategia se vaya volviendo más exitosa progresivamente.

Conclusión

En este artículo te he contado qué son las estrategias de comunicación, por qué son importantes y, sobre todo, cómo puedes definir las tuyas para maximizar el impacto de tu marca en la prensa. Recuerda que no todas sirven igual para distintos proyectos. Algunas técnicas dan resultados más que probados -y te he puesto algunos ejemplos- pero otras tendrás que probarlas por ti mismo e ir haciendo los ajustes necesarios. Pero no te preocupes porque, si sigues mis consejos, vas a empezar desde un muy buen punto de partida y luego solo tendrás que adaptarlo a tu propia personalidad a través de las distintas herramientas de comunicación.

¡Ahora es tu turno! ¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¿Te ha parecido un artículo demasiado largo o se te ha hecho ameno? Sea lo que sea, ¡gracias por llegar hasta aquí! Ponme lo que quieras aquí debajo.

Si te gusta, ¡comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario