Las consecuencias de la falta de visibilidad para tu negocio

Si te gusta, ¡comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Hemos visto ya (y si no lo has visto te lo dejo aquí) cuáles son los nueve principales problemas que se encuentran la mayoría de los emprendedores. Un ejemplo de estos problemas de los que te hablo es no saber cómo destacar frente a la competencia o no nadie conozca tu marca. Vamos a dar un paso más. Hoy lo que voy a explicarte es hacia dónde te llevan estos síntomas y qué consecuencias puede traer para tu proyecto estos nueve problemas.

El resultado de no tener una buena estrategia comunicativa

Cómo ya te comenté, la falta de visibilidad era proporcional a la falta de autoridad como profesional y con ella la escasez de confianza que se genera con los clientes.

Visibilidad < autoridad < confianza < ventas

Esta simple ecuación tiene como resultado las pocas ventas, la ausencia de clientes y los números negativos. Cuando consolidas un producto, el cliente pagará lo que sea necesario por él y eso te permitirá despegar como profesional y como marca. ¿Sabes que hay negocios que tienen largas listas de espera para poder adquirir el producto que se vende?

Hay restaurantes como El Celler de Can Roca, por ejemplo, que tienen listas de meses y meses para poder hacerte con una de sus mesas y eso, no ha sido de un día para el otro, ni mucho menos. Eso es el resultado de una buena gestión, una magnifica comunicación que les ha llevado a posicionarse como referente en su sector y un producto excelente, es decir, una estrategia completa.

La visibilidad de tu negocio debe estar a la altura de tu idea. Tienes un producto con mucho potencial, que es demandado por la sociedad y confías plenamente en él, pero sientes que se está desaprovechando. Has llegado a un punto de frustración personal que empiezas a plantearte si emprender fue buena idea.

Esta falta de visibilidad, unido a la ausencia de resultados, llevan inevitablemente al cierre de tu negocio. Los números ya no cuadran y se te acumulas las facturas por pagar. Las deudas empiezan a ahogarte y, lo peor de todo, sí lo peor, es que te lo llevas todo a casa. Tu situación personal no es nada buena, porque cuando emprendes haces algo más que trabajar, despliegas tus ideas y tus convicciones y pones toda ‘la carne en el asador’ para que funcione. Un estado de ánimo negativo y sin brío no te va a ayudar en estos momentos y no serán una solución para las malas gestiones.

A pesar de todo, eres consciente de lo que sí necesitas, necesitas que tu marca sea conocida, reconocida y adquirida. ¿Cómo hacemos algo así? ¿qué herramienta será la que se adapte a las necesidades de mi negocio y que más me convenga? ¿Por dónde empiezo?

A veces lo más difícil es saber por dónde empezar, así que tienes que tener claro qué es lo que más te conviene, a ti y a tu marca, para conseguir todas esas cosas que sabes que no tienes y que necesitas para seguir avanzando y recuperar la ilusión emprendedora.

 

Como diferenciarte de tu competencia de una vez por todas

Has visto y has comprobado que las estrategias de la competencia funcionan y bastante bien. Ellos tienen clientes recurrentes y fieles y además invierten en distintas formas de conseguir visibilidad. Has comprobado cuánto te saldría aparecer en periódicos o revistas pagando por publicidad y los precios se disparan. No está a tu alcance y menos en la situación en la que te encuentras.

De todas formas, te planteas si realmente eso funciona, porque sí, la publicidad puede traer visibilidad, pero ¿qué nivel de autoridad y confianza puede generar que una marca aparezca únicamente como publicidad?

¿Y si invierto en redes sociales? Las redes sociales se han convertido en una plataforma indispensable y que fomenta la comunicación directa con los potenciales clientes y esto hace que, de una forma u otra, aumenta tu popularidad (siempre y cuando tengas una buena estrategia también) pero ¿esto también me proporciona autoridad y genera confianza? Pues definitivamente no.

Las redes sociales se han convertido en una forma de reproducir y difundir noticias falsas y que confunden a la población, así como generar alerta social sin ningún motivo. La gente, concretamente en España, valora las redes como entretenimiento más que como información, por lo que difícilmente no se consigue autoridad por estos medios.

Te quedan soluciones de marketing, SEO, análisis y otras especialidades relacionadas, pero no tienes ni idea de lo que hacen y si lo tienes no sabes cómo acudir a ellos. Definitivamente no sabes que hacer, pero que no cunda el pánico…

Si has llegado hasta aquí es porque entiendes esto que te digo, eres consciente de la necesidad de tener una buena estrategia y de la importancia de la comunicación en todos sus ámbitos. Hay empresas tan ancladas en el pasado que ni siquiera consideran la comunicación como una opción.

<< Sin comunicación no hay clientes y sin clientes no hay ventas>>

No olvides esto porque te hará generar buenas decisiones y eso te hará mejorar la situación de tu negocio.

Si te ves reflejado en estas situaciones, no pierdas la perspectiva de que todo empieza con la visibilidad. Darte a conocer y conseguir que tu marca sea reconocida, te aportará más autoridad y eso te ayudará a generar confianza entre tus potenciales clientes. En definitiva, te servirá para crecer como profesional y como negocio.

Si tienes alguna duda dejamos tu consulta en los comentarios de más abajo, ¡estamos deseando que nos cuentes!

Si te gusta, ¡comparte!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

3 comentarios en “Las consecuencias de la falta de visibilidad para tu negocio”

  1. Totalmente cierto Borja, esta entrada debería haberse llamado «motivación para emprendedores» porque realmente al leerla es lo que nos produce a los que estamos empezando.
    Gracias por compartirla.
    Un saludo.

Deja un comentario